Parejas liberales y swingers
Mi blog
 
Bienvenido a mi blog.
Vista con Título | Refiere un Amigo |
técnicas de masturbación femenina
Publicado en:27 Julio 2020 2:43 pm
Última actualización en:5 Agosto 2020 4:50 am
220 vistas

A pesar de que aún quedan mujeres que debido a sus creencias no se masturban,este acto, además de placentero, es saludable. De hecho, la masturbación puede estar relacionada con la inteligencia, pues algunas investigaciones incluso afirman que las personas inteligentes se masturban más (pueden leer sobre este tema haciendo click aquí).

En este artículo puedes encontrar una lista de técnicas de masturbación que te permitirán sentir placer de muchas formas, y así podrás tener orgasmos más intensos.

Razones para masturbarse, según la ciencia

Y es que la masturbación aporta una serie de beneficios tanto físicos como psicológicos. Es por eso que incluso se utiliza en terapia sexual y de pareja. Las razones para masturbarse son:

-Te hace más feliz al liberar neuroquímicos como las endorfinas.

-Te ayuda a mejorar las relaciones sexuales al trabajar los músculos pélvicos.

-Te permite luchar contra el cáncer

-Funciona como analgésico que ayuda en los dolores menstruales.

-Mejora el sueño gracias a la liberación de endorfinas y serotonina.

-Favorece la relajación y el bienestar.

-Es bueno para el autodescubrimiento y para mejorar la autoconfianza de uno mismo respecto al sexo.

-Mantiene los genitales sanos

-Fortalece el sistema inmunológico.

Técnicas de masturbación femenina

Hay diferentes maneras de estimular tanto el clítoris como otras zonas erógenas que te harán sentir un gran placer. Sin embargo, durante muchos años la sexualidad femenina ha sido reprimida y castigada socialmente, por lo que no es raro que exista mucho desconocimiento sobre este tema a nivel popular.

La idea de que la sexualidad tiene una faceta en la que la mujer siente placer ha sido pasada por alto a sabiendas, dado que en el sexo, como en prácticamente todos los ámbitos de la vida, hasta hace relativamente poco primaban exclusivamente los intereses del hombre. Y si el placer femenino era tabú, no digamos ya la masturbación femenina, en la que no es necesario que participe otra persona. En ese tema, históricamente, el desinterés ha sido total.

Por ello, conocer las técnicas de masturbación femenina y hablar sobre ellas es algo que puede contribuir a que este vacío de información se llene pronto y que el bienestar de la mujer sea valorado en sí mismo, y no como una consecuencia de la satisfacción del hombre en la cama.

Así que comencemos con algunas más simples para ir pasando a otras más complejas.

1. De arriba abajo

La primera técnica de masturbación es muy simple. Debes centrarte en el clítoris y tocarlo con el dedo, luego comienza a frotar de arriba y hacia abajo. Primero puedes hacerlo en un lado, y cuando ya estés preparada, puedes estimular directamente sobre el clítoris una vez haya pasado el tiempo adecuado para que no sea algo brusco.

2. La caricia larga y lenta

Usando uno o más dedos, desliza de forma ligera y suave por el centro de tu vagina y el clítoris, de abajo hacia arriba con un recorrido largo. Escucha tu cuerpo para sentir cuáles son las áreas que proporcionan más placer y mientras las tocas experimenta con movimientos rápidos, movimientos más lentos, así como con más o menos presión.

3. De lado a lado

También puedes intentar cambiar de dirección en cuanto a los movimientos, empezando por tu clítoris y frotando de un lado a otro. A algunas mujeres prefieren no tener un contacto directo sobre el clítoris mientras otras quieren un toque más intenso. Puedes ir aumentando la intensidad de manera gradual.

4. Movimiento circular con todos los dedos

Otro tipo de movimiento que puedes realizar es en forma de círculo. De hecho, esta técnica de masturbación es de las más utilizadas y eficaces ya que para realizarla es necesario usar los cuatro dedos frotando toda la zona, no solo el clítoris.

5. El punto U

Muchas mujeres no parecen conocer el punto U. No obstante, esta zona puede ser realmente placentera y su estimulación puede provocar orgasmos muy intensos. Como puedes ver en el siguiente vídeo, es la área de la piel justo por encima de la uretra.

6. Chorro de la ducha

Si todavía nos has utilizado el chorro de la ducha o el grifo no sabes lo que te estás perdiendo. Es cierto que es una técnica de masturbación sin dedos, pero provoca una increíble sensación. Lo único que necesitas es un grifo para dirigir el chorro hacia la vagina. Puedes experimentar qué es lo que te produce un mayor placer y acompañarlo con el toque de los dedos o la penetración.

7. En la bañera

Si no eres de ducharte y prefieres un baño relajante, también puedes llevarte tus juguetitos a la bañera o tocarte de diferentes maneras. Es una situación muy relajante que puedes aprovechar para disfrutar de tu cuerpo.

8. Sobre la almohada

Otra manera de masturbarte que te dará mucho placer es simular que tienes relaciones íntimas con la almohada. Puede parecer una situación un poco extraña, pero provoca sensaciones realmente placenteras.

9. Toalla enrollada

Otra variación de la técnica anterior es coger una toalla y enrollarla para después colocarla sobre una silla. Una vez colocada, puedes sentarte encima y frotar y restregar para sentir un gran placer. También puedes utilizar otras superficies colocadas en objetos similares a una silla.

10. El apretón

El apretón consiste en presionar el clítoris con el dedo índice y el pulgar. Después puedes realizar movimientos repetitivos alrededor de éste, por ejemplo, mientras un dedo va para un lado el otro va para el otro.

11. Como si fuese un pene

Una variación del punto anterior es la siguiente: una vez que se ha presionado y jugado con movimientos alrededor del clítoris, puedes tratar esta zona como si fuera un pene pequeño y realizar el movimiento de la masturbación masculina. Eso sí, esta técnica de masturbación es algo más compleja que el resto, por lo que las distracciones aparecen fácilmente; es por eso que la puedes combinar con otras.

12. El sándwich

En vez de utilizar el índice y el pulgar, se emplean el dedo medio y el índice. La situación queda como si tus dedos fuesen las rebanadas de un pan y vas presionando cada vez más. Mientras haces esto, puedes dar pequeños golpes a tu clítoris con la mano mientras hacer que la presión y la velocidad varíen.

13. Sobre los labios

Frotar y estimular con los dedos la zona de los labios vaginales es como un juego preliminar para la masturbación. Puede que no te lleve directamente al orgasmo, pero es una excelente manera de desarrollar técnicas de masturbación más intensas. Hay muchas maneras de estimular tus labios vaginales:

-De arriba a abajo con uno u más dedos.

-Presionar y apretar los dedos juntos

-Con lubricante para un mejor tacto.

-Con diferentes juguetes u objetos eróticos.

14. Meditación orgásmica

La meditación orgásmica es una forma de masturbación que requiere de otra persona para que masajee el clítoris. A diferencia de otros tipos de meditación, la persona no se centra en la respiración, sino en las sensaciones del clítoris en el momento presente.

Para llevarlo a cabo. la persona que recibe la estimulación debe estar relajada mientras el otro masajea la zona clitorial durante 15 minutos. El objetivo no es llegar al orgasmo sino sentir las sensaciones que ocurren.

15. El collar de perlas

Para llevar a cabo esta masturbación es necesario tener un collar de perlas. Puedes sentarte sobre tus rodillas o hacerlo de pie. Solo tienes que colocar el collar entre tus piernas y moverlo hacia adelante y hacia atrás.

16. Penetración

Acostada en la cama, levanta las rodillas y abre las piernas. En esta posición, puedes penetrar tu vagina con el dedo medio y el índice para simular la penetración de un pene. Una vez dentro, puedes estimular el punto G, que se encuentra en la parte superior de la vagina, a unos 5 centímetros de la entrada.

17. Con vibrador

Las opciones hasta ahora eran con el dedo o los dedos. Sin embargo, también puedes seguir los consejos anteriores y hacer las masturbaciones de las que he hablado con un vibrador. Puedes estimular el clítoris con un aparato destinado exclusivamente para este uso o introducirte un dildo como si fuese una penetración.

18. Piernas cruzadas

Puedes acostarte y relajar las piernas. Después, aprieta los muslos y pon los dedos de los pies en punta, cruzados... Utiliza tus rodillas para subir y bajar. Mantén tu vagina apretada mientras notas la estimulación.

19. Usa pinzas de pezón

¿Te gusta el sado? Puedes hacer que tu imaginación vuele colocándote unas pinzas de pezón en tus pechos mientras te masturbas. Así puedes simular que estás llevando a cabo una práctica sexual extrema.

20. Masturbación con lubricación

Puedes utilizar algún gel lubricante y acariciarte el clítoris y la vagina. Los lubricantes íntimos ayudan a intensificar las sensaciones durante la penetración, haciendo que el sexo sea mucho más placentero. Existen diferentes lubricantes con diferentes efectos. Antes de usarlos averigua cuál debes elegir; eso sí, no te pases con la cantidad o la fricción será mínima.

21. Vibrador casero

Si tienes muchas ganas de masturbarte pero no tienes un vibrador a mano, puedes ideártelas para construir un vibrador casero. Simplemente tienes que coger un cepillo de dientes eléctrico y colocar una toallita húmeda sobre el cepillo dental. Lubrica bien la zona y regálate placer a ti misma.

22. Mírate en el espejo

Hay muchas personas que se sienten excitadas al verse a si mismas frente al espejo masturbándose. El hecho de visualizar el acto a la vez que se realiza hace que los estímulos placenteros lleguen por más vías.

Puedes sentarte en una silla o masturbarte desde la cama en una habitación en la que tengas una buena visión desde el espejo. Disfrútalo.

23. Imita una película de adultos

Una situación que puede resultar muy entretenida y excitante es elegir una película porno del gran abanico que puedes encontrar en internet. Solamente tienes que imitar el rol de la mujer que es protagonista. Tu imaginación puede hacer que te sientas parte de lo que se ve en la secuencia.

24. Masturbación boca abajo

Debes acostarte boca abajo en la cama, poner tus brazos a los costados y la cabeza girada hacia un lado. Las rodillas deben quedar flexionadas de manera que puedas tener contacto con el clítoris sobra la cama. Puedes enrollar la sábana o colocar la almohada en esa zona erógena. Solamente debes variar los movimientos a tu gusto con tal de que la fricción te permite ponerte muy caliente.

25. Masturbación anal

Mientras algunas mujeres rechazan la idea de la masturbación anal, para otras, la exploración de esta zona del cuerpo es algo natural. La masturbación anal puede llevarte a experimentar orgasmos más intensos si aprendes a tocarte de manera correcta. Recuerda que no es necesario la penetración, puedes simplemente tocar las zona contigua al ano o introducir sólo la punta del dedo.

26. Sobre el capuchón del clítoris

Para algunas personas puede ser demasiado estimulante tocar el clítoris. Como alternativa, es posible hacerlo sobre el capuchón, la parte externa que lo recubre. Es ideal para lo momentos iniciales de la masturbación.

27. Aparta el capuchón

Puede ocurrir que a una persona le ocurra lo contrario que en el caso anterior, que necesita más estimulación sobre el clítoris. En ese caso, es posible estimularlo de manera directa al exponerlo más. Para hacerlo, solamente tienes que colocar tus dedos sobre el capuchón de tu clítoris y luego tirar lentamente de la piel hacia atrás.

28. Con dos vibradores

Si te apetece probar algo más extremo que un sólo vibrador, puedes masturbarte con dos a la vez. Uno puede ir directo para el clítoris y el otro puede utilizarse para la penetración. Aquí es importante la coordinación.
14 comentarios
en el metro con un maduro
Publicado en:22 Julio 2020 4:46 am
Última actualización en:4 Agosto 2020 10:07 am
163 vistas

Esta vez en otro colegio ubicado en pleno centro de la ciudad, yo cursaba tercero medio, un año antes de terminar la secundaria, iba de retorno a mi casa la cual quedaba a bastante distancia una hora en locomoción colectiva, creo que describe la distancia. aquel día se había celebrado el día del alumno por lo cual nos retiramos prontamente del liceo, como era de esperar a esa hora la locomoción va relativamente vacía.

Yo iba escuchando música feliz de la vida mientras contemplaba alrededor el paisaje cruzando tras las ventanas del tren y cuando se sumergió en el túnel observaba la gente del vagón. No debe haber sido más de una decena de personas a mi alrededor, de repente siento como un cálido y suave roce se va haciendo cada vez más nítido inconscientemente me deje llevar por la sensación sin prestar mayor atención, cuando me percato que junto a mí iba un hombre maduro de unos 60 años, bajo, canoso, manos rechonchas y un poco de sobrepeso, típico en los hombres maduros, vi que llevaba un bolso colgando de su hombro y pensé que el roce que me estaba erectando era producido por el roce entre su bolso y mi movimiento con el vaivén del tren.

Pensé para mi mismo un roce suave y placentero e inocente no tiene nada de malo trataré de mantenerlo el tiempo que dure, cuando de pronto el roce se convirtió en la sensación de unos dedos y una mano que buscaba algo, como si hubiera extraviado algo en mi entrepierna, entendí entonces que aquel roce sensual no era tan casual y que aquel hombre maduro me había seleccionado como su víctima de acoso sexual.

Yo ya con mi sexualidad definida no le dí importancia y deje que siguiera haciendo lo suyo, el lo gozaba y yo también me sentía en éxtasis, lentamente comenzó a bajar el cierre de mi pantalón, y yo absolutamente entregado al momento y la sensación, seguimos así un buen trayecto del recorrido, cuando al mirar para el costado veo a una señora con un coche con un bebe la cual por la expresión de su rostro me indicaba que se había percatado de la situación, en ese momento me asuste, mire a la mujer vi sus ojos, y empuje a aquel hombre maduro, el se alejo y se hizo el desentendido, se bajo en la próxima estación, mientras el pitido del tren anunciaba el cierre de puertas me baje del tren tras él, el estaba saliendo de la estación y decidí seguirlo, caminaba por la calle y yo detrás de él procurando que no me viera escondiéndome entre los autos estacionados, o en locales comerciales, me detenía a metros de él en el semáforo etc, como un James Bond, gay y caliente.

Lo seguí varios minutos cuando se detiene en una casa de puertas de maderas viejas carcomidas por termitas, una casa de aspecto antiguo típicas de barrio antiguo, un ventanal grande a cada lado cubiertos por un visillo blanco, el hombre subió un pequeño peldaño que había y se precipito a abrir la puerta cuando aparezco tras el, lo sujeto de sus genitales y con voz sexual le digo suavemente al oído termina el trabajo que empezaste en el tren el sorprendido voltea a verme no entendía que sucedía y quedo pasmado en la puerta como si hubiera visto un fantasma, le quite las llaves y abrí la puerta y pase y lo hice pasar como si la casa fuera mía el aún impactado y sobresaltado pasó sin decir palabra alguna aunque su mirada revelaba que había comprendido la situación.. preguntó por mi nombre a lo cuál yo conteste soy tu bebé y es hora de que me des mi biberón.

Me puse de rodillas y veía su cara de placer mientras bajaba su cierre y buscaba con mi mano dentro de su ropa interior aquel elemento vital del placer, estaba grueso, duro no muy largo pero bien duro y grueso, sin temor lo saqué lo mire a los ojos y empecé a masturbarlo fuerte y rápido le dije coquetamente la próxima vez que acoses a alguien en el metro piénsalo dos veces y me lo metí en la boca el solo gemía y gemía respiraba cada vez más fuerte y me sujetaba la cabeza mientras me la metía cada vez más adentro, la tenía toda adentro de la boca y el seguía empujando como si quisiera follar mi boca, la saliva y el líquido seminal me escurrían por los labios bajando a mi mentón donde se convertían en una hilera de gotas que caían en mis rodillas, se la mamaba con placer el cada vez buscaba penetrar más mi boca hasta el punto donde me producía arcadas en ese momento lo saqué de mi boca lo miré con lo ojos medios llorosos y empece a lamerlo a lo largo dándole placer pero evitando que me siguiera follando la boca que necesitaba un descanso, se lo escupía y lo masturbaba rápidamente mientras con la otra mano masajeaba suavemente sus testículos, se lo volvía a lamer lo levante y me fui directo a sus testículos empece a lamerlos sentía como chocaban en mi cara mientras lo masturbaba y me los metí en la boca se los succionaba y los escupía de mi boca para volver a introducirmelos, mi mano haciendo su labor a lo largo de su pene mi lengua en sus testículos solo escuchaba la respiración agitada y frases eróticas de su parte, cuando me dice &#034 sigue así me harás acabar en ese momento aumenté la velocidad de la masturbación saque mi boca de sus testículos y con ambas empece a masturbarlo fuerte pero despacito como si estuviera bombeando algo de ese pene,lo miraba con carita tierna mientras tus gemidos aumentaban llegado el punto me metí la cabeza de su pene en la boca y lo masturbaba con los labios acariciándole los testículos, cuando siento que se contraen para expulsar ese delicioso chorro de placer y se lo aprieto fuertemente mientras eyacula en mi boca el sujetaba mi cabeza como si quisiera que siguiera bombeando mientras sentías las gotas de semen espeso correr por mi lengua llenándome la boca de leche cuando acabó de menearse me lo sacó y me miró con una sonrisa yo con la boca aún llena de semen le sonreí coquetamente y me lo tragué. me acaricio la mejilla dulcemente me agradeció por el buen trabajo me apoye en su palma y me deje sentir cómodo en su mano caliente y suave, me limpie los labios con el puño de la camisa me levante y le di un beso en la boca sentía como su lengua jugaba con la mía y veía su cara de placer, excitación y un poco de sorpresa mezcladas con asco al sentir el sabor de su propio semen, al momento de extraer mi lengua un hilo de saliva mezclado con semen cuelga de su boca al cual yo le pasó la lengua y se la meto en su boca, termino de besarlo me limpio nuevamente me dirigí a la puerta volteo a mirarlo coquetamente y cierro suavemente la puerta tras un dulce adiós.
2 comentarios
playa nudista
Publicado en:13 Julio 2020 11:38 am
Última actualización en:8 Agosto 2020 7:50 am
224 vistas

Aquel sábado nos fuimos a la playa nudista, como siempre sobre las cuatro y media o cinco de la tarde,después de mucho rato de estar tumbados en la playa llega un negro que se pone a nuestro lado, pero no se quita el bañador, y me dice mi marido“ese tiene vergüenza de que se la vean” ( estamos en una playa nudista).

Le pido que me ponga crema por la espalda y me dice que se va a dar una vuelta, que se lo diga a alguien,…….coje y se pira.

Será gilipollas? pues no se pira y me deja sin ponerme la crema por la espalda, me fijo en el morenito que estaba a nuestro lado y le digo,… por favor me puedes poner crema por la espalda? y él me contesta, por supuesto pero con una condición, cuál? le pregunto yo, pues que cuando acabe con la espalda me dejes ponerte también por delante, (estoy desnuda por supuesto) yo le digo de acuerdo,…. pero yo también te pongo una condición, el me pregunta cuál? y le contesto, que te quites el bañador ya que estamos en una playa nudista, son las 7 de la tarde y apenas queda gente, él me dice vale pero después de darte crema por la espalda. Accedo y me tumbo boca abajo encima de la toalla, él empezó a ponerme crema por las pantorrillas subiendo poco a poco hacia los muslos, me dijo que abriera un poco las piernas para así darme por el interior de los muslos y cuando faltaba poco para llegar al culo me pidió permiso para ponerse de rodillas encima de mí con una pierna a cada lado, yo aunque me estaba poniendo cachonda le dije que no;

Que mejor si se ponía de rodillas a la altura de mi cabeza, mirando hacia mis piernas podría darme por la espalda, así lo hizo y empezó a ponerme por los hombros con sus grandes manos de dedos largos, suavemente bajando a lo largo de la espalda levanto un poco la cabeza,…. y veo que por el camal del bañador asoma un pedazo de cabeza que parecía una anaconda, DIOS MIO….. y mi marido creía que no se quitaba el bañador por vergüenza, y es para no dejar en ridículo a los demás;

Con esa visión por supuesto, me he puesto salida del todo y con la calentura que me está entrando no lo pienso más y me doy la vuelta diciéndole……ahora dame por delante, pero quítate el bañador como prometiste, el tio se lo quita, y deja al aire un rabo de unos 25 cm tieso como el mástil de un barco y me dice, perdona pero es que con el cuerpo que tienes me tienes supercachondo del todo, bueno da lo mismo tu continua poniéndome crema, el con las manos untadas por la crema comienza a masajearme los pechos y cuando al rato baja hacia el ombligo se tuvo que estirar por encima de mí, pasándome todo el rabo por la cara, sin poder aguantar más se lo cogí y lo lleve a mis labios intentando metérmelo en la boca, casi me desencajo las mandíbulas del cipote que tenía, me puse a babear un montón sobre todo cuando llegó con sus manos a mi almejita metiéndome un par de dedos en ella;

Aunque apenas había gente en la playa, le propuse ir detrás de unas dunas que habían cerca para pegar un buen polvo, él accedió, y que sorpresa me llevé cuando al llegar a la duna me veo a mi marido cámara en mano haciéndonos fotos y diciéndome,…… que te mola el morenito? …..que si me mola? AHORA MISMO ME LO VOY A FOLLAR….. y poniendo una toalla en el suelo tumbé al morenito con la estaca apuntando hacia el cielo….me puse a horcajadas encima de su cipote y empecé a pajearme, dejándome caer conforme me llegaba el orgasmo, coincidiendo el primero con la entrada de su cipote en mi coñito, ya que el negro usaba su pollón como si fuera un ariete para entrar en un castillo, y con sus empujones estaba dilatando mi coño al máximo, cogí aire y dejándome caer otro poco me metí casi todo el rabo, estaba empezando a notar como su cipote hacia presión en mi matriz, con mi marido alguna vez hemos llegado a meter el cipote dentro, pero claro es que eso no era un cipote normal, me estaba matando de gustoooo y yo le arreaba para que me follara más rápido, empuja másssss….que me matasss de gustoooo, conforme estaba a punto para el segundo orgasmo, el cabrón del negro me cogió por las caderas y apuntando al centro mismo de la matriz empezó a empujar. …..Yo notaba como me habría en canal al mismo tiempo que me estaba matando de gusto, Diossss…. que es esto que me está pasando? Nunca había sentido tanto gusto en mi cuerpo. De pronto noto una presión en el ano y era el cabrón de mi marido que intentaba metérmela por detrás …..Sea por el gusto, porque las fuerzas me abandonaron, o por lo que sea, el caso es que lo consiguió llegando los tres al clímax total a la vez.

Si Diosssss……..que guuuuuussstoooo, al notar como del pollón del negro empezaron a salir chorros y chorros de leche, llenando mi matriz, al mismo tiempo que mi marido me inundaba el culo con su esperma.
0 comentarios
playa nudista
Publicado en:13 Julio 2020 9:45 am
Última actualización en:4 Agosto 2020 10:09 am
242 vistas

Aquel sábado nos fuimos a la playa nudista, como siempre sobre las cuatro y media o cinco de la tarde,después de mucho rato de estar tumbados en la playa llega un negro que se pone a nuestro lado, pero no se quita el bañador, y me dice mi marido“ese tiene vergüenza de que se la vean” ( estamos en una playa nudista).

Le pido que me ponga crema por la espalda y me dice que se va a dar una vuelta, que se lo diga a alguien,…….coje y se pira.

Será gilipollas? pues no se pira y me deja sin ponerme la crema por la espalda, me fijo en el morenito que estaba a nuestro lado y le digo,… por favor me puedes poner crema por la espalda? y él me contesta, por supuesto pero con una condición, cuál? le pregunto yo, pues que cuando acabe con la espalda me dejes ponerte también por delante, (estoy desnuda por supuesto) yo le digo de acuerdo,…. pero yo también te pongo una condición, el me pregunta cuál? y le contesto, que te quites el bañador ya que estamos en una playa nudista, son las 7 de la tarde y apenas queda gente, él me dice vale pero después de darte crema por la espalda. Accedo y me tumbo boca abajo encima de la toalla, él empezó a ponerme crema por las pantorrillas subiendo poco a poco hacia los muslos, me dijo que abriera un poco las piernas para así darme por el interior de los muslos y cuando faltaba poco para llegar al culo me pidió permiso para ponerse de rodillas encima de mí con una pierna a cada lado, yo aunque me estaba poniendo cachonda le dije que no;

Que mejor si se ponía de rodillas a la altura de mi cabeza, mirando hacia mis piernas podría darme por la espalda, así lo hizo y empezó a ponerme por los hombros con sus grandes manos de dedos largos, suavemente bajando a lo largo de la espalda levanto un poco la cabeza,…. y veo que por el camal del bañador asoma un pedazo de cabeza que parecía una anaconda, DIOS MIO….. y mi marido creía que no se quitaba el bañador por vergüenza, y es para no dejar en ridículo a los demás;

Con esa visión por supuesto, me he puesto salida del todo y con la calentura que me está entrando no lo pienso más y me doy la vuelta diciéndole……ahora dame por delante, pero quítate el bañador como prometiste, el tio se lo quita, y deja al aire un rabo de unos 25 cm tieso como el mástil de un barco y me dice, perdona pero es que con el cuerpo que tienes me tienes supercachondo del todo, bueno da lo mismo tu continua poniéndome crema, el con las manos untadas por la crema comienza a masajearme los pechos y cuando al rato baja hacia el ombligo se tuvo que estirar por encima de mí, pasándome todo el rabo por la cara, sin poder aguantar más se lo cogí y lo lleve a mis labios intentando metérmelo en la boca, casi me desencajo las mandíbulas del cipote que tenía, me puse a babear un montón sobre todo cuando llegó con sus manos a mi almejita metiéndome un par de dedos en ella;

Aunque apenas había gente en la playa, le propuse ir detrás de unas dunas que habían cerca para pegar un buen polvo, él accedió, y que sorpresa me llevé cuando al llegar a la duna me veo a mi marido cámara en mano haciéndonos fotos y diciéndome,…… que te mola el morenito? …..que si me mola? AHORA MISMO ME LO VOY A FOLLAR….. y poniendo una toalla en el suelo tumbé al morenito con la estaca apuntando hacia el cielo….me puse a horcajadas encima de su cipote y empecé a pajearme, dejándome caer conforme me llegaba el orgasmo, coincidiendo el primero con la entrada de su cipote en mi coñito, ya que el negro usaba su pollón como si fuera un ariete para entrar en un castillo, y con sus empujones estaba dilatando mi coño al máximo, cogí aire y dejándome caer otro poco me metí casi todo el rabo, estaba empezando a notar como su cipote hacia presión en mi matriz, con mi marido alguna vez hemos llegado a meter el cipote dentro, pero claro es que eso no era un cipote normal, me estaba matando de gustoooo y yo le arreaba para que me follara más rápido, empuja másssss….que me matasss de gustoooo, conforme estaba a punto para el segundo orgasmo, el cabrón del negro me cogió por las caderas y apuntando al centro mismo de la matriz empezó a empujar. …..Yo notaba como me habría en canal al mismo tiempo que me estaba matando de gusto, Diossss…. que es esto que me está pasando? Nunca había sentido tanto gusto en mi cuerpo. De pronto noto una presión en el ano y era el cabrón de mi marido que intentaba metérmela por detrás …..Sea por el gusto, porque las fuerzas me abandonaron, o por lo que sea, el caso es que lo consiguió llegando los tres al clímax total a la vez.

Si Diosssss……..que guuuuuussstoooo, al notar como del pollón del negro empezaron a salir chorros y chorros de leche, llenando mi matriz, al mismo tiempo que mi marido me inundaba el culo con su esperma.
3 comentarios
masturbandome en la playa
Publicado en:7 Julio 2020 9:46 am
Última actualización en:5 Agosto 2020 4:51 am
315 vistas

, gusta masturbarme en sitios públicos, es algo que cada día me da más morbo y busco hacerlo más.

Hoy voy a contaros como el pasado verano me lo hice en la playa.

Era el fin de semana perfecto, quedada con amigos y plan en la playa para pasar í el día, llegamos temprano, colocamos las toallas, las neveras, las sombrillas y nos fuimos a darnos un baño. Una vez dentro del agua, hicimos un circulo y empezamos a jugar con un balón, a mi aquellos juegos y roces estaba poniendo poco a poco cachonda, notaba que estaba calentando. Después de un buen rato jugando, decidí salir del agua. Mientras secaba un poco pensaba en las ganas que tenia de hacerme un dedo, pero no conocía la zona y no tenia ni idea de donde podría hacerlo.

Mi oportunidad llegó cuando a la hora de comer comentaron que por alli habia una cala con unas vistas super chulas, asi es que aproveché que después de comer todo el mundo se quedó medio frito para irme de "excursión".

LLegué a un sitio donde habia un pequeño recoveco y decidí meterme ahi. Me senté y por un momento me quedé contemplando el mar y aquel sonido que hacia contra las rocas. Pero al instante mi cabeza y mi coño me recordaron a lo que habia ido alli...

Estaba deseando meterme los dedos, pero antes eché un vistazo por si habia alguien cerca, parecía que no. Me acomodé un poco y me quité el pantalón corto que llevaba, mis piernas se abrian casi sin darme cuenta y empecé a acariciarme por encima, aquel cosquilleo que tanto me gustaba empezaba a llegar a mi coño. Eché las braguitas a un lado, me apetecía saber realmente como estaba, y lo noté caliente, deseoso, mojado... Empecé a hacer círculos sobre mi clítoris empujando sobre él y llegaron los primeros gemidos que se escapaban de mi boca. Metí un dedo en mi coño y empecé a moverlo, salia y entraba chorreando y yo quería más, metí dos dedos y me daba fuerte mientras con la otra mano me daba en el clítoris, el pensar que alguien me podría ver o pillar me ponía todavía más cachonda, en el fondo estaba deseando que alguien me viera en esa situación.

Seguí dándome y me quité las bragas del bikini, dejé mi coño caliente al descubierto para poder darme mejor, estaba tan caliente que solo pensaba en follarme fuerte. Miré hacia un lado y alli estaba mi palo selfie, no se que se me pasó por la mente, pero en un instante alli estaba yo, dándome con el palo de selfie en el coño, metiéndolo poco a poco para después subir el ritmo y follarme bien con él. Tardé muy poco en correrme con el palo metido en el coño, lo dejé unos instantes dentro y al sacarlo estaba blanco de mi corrida. Me lo metí en la boca para limpiarlo y saborear mis jugos. Lo chupé como si de una polla se tratase mientras lo limpiaba con mi lengua...

Tengo que deciros que a partir de ese día me aficioné a meterme cosas cotidianas en el coño para masturbarme, si queréis os puedo contar más, dejad comentario y os contaré que más cosas me meto...
3 comentarios
frotandome
Publicado en:6 Julio 2020 4:36 pm
Última actualización en:5 Agosto 2020 4:52 am
303 vistas

DESCUBRIRSE

"Pues así como a la gente le gustacomer, dormir, a mi me ha gustadocomo se siente algo cuando se frota contra mi sexo."

“Eres muy chica”, eso dicen todos, “está mal lo que haces”. A mí solo

me importaba que me hacía sentir bien lo que hacía, y algo que te hace

sentir bien, no puede estar mal ¿o sí?



Estaba yo en mi cuarto, pues como cualquiera de mi edad en lo mío,

estaba jugando en la cama brincando de un lugar para el otro cuando en

eso mi almohada roza mi sexo, me ha gustado la sensación, ¿por qué?



Pues así como a la gente le gustacomer, dormir, a mi me ha gustadocomo se siente algo cuando se frota contra mi sexo.

Así que seguí brincando de un lado para el otro y cada que podía

rozaba mi sexo contra algo, la almohada, el borde de la cama, la

reposadera, algún felpudo, era muy divertido y me gustaba.

Lo hacía casi todos los días, o al menos cada vez que me acordaba.



Un día solo me senté en mi cama, y tomé la almohada y me froté y froté

y froté. Mi mamá entró en mi cuarto y me regañó porque era muy chica

para estar haciendo eso, eso está mal.



Así que ahora la diversión que esta actividad, mi nueva favorita, me

proporcionaba pues solo la podría tener cuando nadie pudiese verme. En

las noches, me colocaba mi almohada entre las piernas, y con la ayuda

de mis manos la movia hacia arriba y hacia abajo para que frotara mi

sexo. Y así me quedaba dormida.



Si algo me hace sentir tan bien, ¿cómo puede estar mal?
1 comentario
Con el camionero
Publicado en:1 Julio 2020 2:50 pm
Última actualización en:5 Agosto 2020 4:52 am
409 vistas

tengo un amigo de la infancia que es camionero. con el tubimos algunos encuentros sexuales de jovenes y cada tanto nos encontrabamos para hacer nuetro jueguito , ya que los dos somos casados.
una vez me ofrecio ir con el hasta el norte de Alemania como estaba sin trabajo fui con el.
el viaje era de los mas guapo en los ultimos tiempos ya que nada intersante pasaba por ese momento.durante el viaje como siempre empezamos a hablar de mujeres y sexo, lo cual fue calentando el viaje. como llevabamos tiempo paramos en un parador de la ruta a pasar la noche. decidimos dormir en la cucheta. yo prparado para todo me di una ducha en la esacion y volvi al camion. me saque toda laropa y me acoste,, el susbio hizo lo mismo y comenzamos a acariciarnos baje hasta su hemosa pija ,ya toda babosa y se la chupe ccon todas las ganas en un momento me puso en cuatro y comenzo a meterme la lengua en mi ano , yo explotaba hasta que me penetro con todas las ganas y me cojio con todas sus fuferzas acabo dentro mio , me dio vuelta y me la chupo hasta que acabe en su boca. pasamos la noche de lo mejorr. entendi que ese viaje seria el gozo de el.
seguimos viajando hasta que llegamos a destino. teniamos que esperar, ya que la carga se atraso dos dias. como conocia el lugar me dijo para parar en un hostel de camioneros.
muy guapo lugar habian cuatro camas individuales y teniamos dos muchachos mas que compartian. le dije que estaria comlicado para hacer algo de lo nuestro ya que ...
habia mas hombres. y me dijo que no me preocupara. cenamos tomamos vino a lo que a mi me mareo bastante. fuimos a las duchas y nos prparamos ara dormir. los otros dos muchachos ya estaban acostados y pensamos que dormian. me desnude y me acoste. el hizo lo mismo pero se destapo hasta la cintura y comenzo a pajearse.. me levante muy despacio me arrodille a lado de su cama y me avalance sobre su polla el me tapo la cabeza con la sabana, pero mientras estaba chupando su polla enti una mano que me acaricio el culo buscando mi orificio, pense que era de el pero me di cuenta que era otro muchacho que se habia levantado. enseguida me lubrico con su saliva y senti que se acomodaba para meterla, me di cuenta que era enorme su polla pero segui como si nada hasta que la metio de golpe.. no lo podia creer, mientras mas me la metia mas me gustaba. cuando senti que me lleno de su semen, me levante y me subi arriba de mi amigo para cabalgarlo, el otro con su polla recien acabada me la puso en la boca cuando senti que se agrgaba el trecero que pense que dormia. mientras lo cabalgaba a mi amigo los otros dos me metian las pollas en la boca, no podia parar de chuparlas. mi amigo me saco de encima y me uso en cuatro mientras me separaba las nalgas el tercero se acomodo y me la metio bien fuerte. para todo esto explotaba de calentura mi amigo y el segundo me hacian chuparles la polla se fueron turnando para cojerme y acabarme por todos lados, trague dos veces lo que me acabaron y unas tres veces me dieron en el culo. cuando todo termino yo habia acabado dos veces pero queria mas. nos acostamos cada uno en su cama como si nada. la noche siguiente fue exactamente igual , con algunos cambios de posturas y hasta me quisieron penetrar doble pero no me anime.. ya lo probaria mas adelante. en el viaje de regreso volvimos recordando todo con mi amigo. yo habia comprado una tanga para seguir el juego y asi hacer el viaje mas placentero que tube. hoy cada VEZ QUE PUEDO VIAJAMOS JUNTOS A DONDE SEA.....
2 comentarios
Entre amigas
Publicado en:28 Junio 2020 3:39 pm
Última actualización en:4 Agosto 2020 10:17 am
398 vistas

Luna y Camila han sido amigas toda su vida, crecieron juntas pero a los pocos años los padres de Camila decidieron irse del país; sin importar esto las intercambiaban correos casi diariamente, se contaban sus historias, su primer beso, su primer roce, su primera experiencia sexual con lujo de detalles…. fueron pasando los años y los comentarios eróticos comenzaron a aumentar.

Para luna era normal confiarle a su amiga sus sueños húmedos, sus deseos mas intensos y siempre pensó que así debía ser una amistad, intensa y honesta… lo que no sabia es que Camila no se sentía igual.

Camila había crecido y a sus 21 años se había dado cuenta que se sentía atraída hacia las mujeres, pero nunca se lo había comentado a Luna, deseaba demasiado esas anécdotas en las que le detallaba como se había explorado la primera vez, acariciando sus senos, jugando con sus pezones y metiendo suavemente los dedos en su vagina, húmeda y deseosa… ese éxtasis de escuchar a su amiga, de leer esos detalles, eran lo que mas lograba descontrolarla.

Luna tenía tan solo 17 años, y a pesar de la diferencia de edad habian logrado mantener esta amistad, Camila había estado ahorrando y había recolectado lo suficiente para hacer su primer viaje a visitar a su amiga, ambas estaban entusiasmadas, pero por cosas diferentes.

Llego el día del encuentro, cenaron en familia, sobraron las risas, los abrazos en que Camila sentía los senos de Luna pegados a los de ella, solo ese dulce roce hacia que todo dentro de ella se estremeciera.

Llego la hora de dormir y como no lo hacían hace muchos años decidieron compartir la cama, como cuando eran , hasta que Luna se rindió ante el sueño y se profundizo….

Camila veía su pijama (vestido corto y ajustado) tan ceñido a su cuerpo que no pudo resistirlo y comenzó a pasar sus dedos por su cuello, pero Luna no se despertaba así que decidió continuar… paso sus dedos por sus muslos, sintió el calor de su entrepierna, subió por su ombligo y Luna aun permanecía inmóvil… no había nada que la detuviera.

Así que paso sus manos por sus senos y sintió como sus pezones se alzaban al tacto, fue inevitable correr su pijama y dejar sus dulces pechos al aire, suavemente se ubico sobre ella, cuidando cada movimiento, pero no, ya había sido suficiente tortura, lentamente acerco sus labios a sus pezones los lamió y en ese momento Luna se movió, pero parecía seguir dormida, así que Camila continuó, paso su lengua suavemente y en círculos alrededor de sus pezones hasta que su deseo fue tanto que decidió morderlos suavemente y chupo, en aquel momento Luna abrió los ojos, un instante que pareció eterno, se lleno de silencio el espacio y Luna sonrió levemente, esto fue suficiente para que Camila dejara de controlarse, bajo la ropa interior de Luna solo para descubrir una deliciosa humedad que tenia que probar, se coloco entre sus piernas y acerco los labios a su vagina y en el momento en que saco la lengua para saborear su clítoris… Luna se estremeció por completo y la apretó soltando un pequeño gemido, «Delicioso» fue lo que alcanzo a pronunciar… «Quiero Más» y Camila comenzó a devorarla como siempre había deseado, lamió cada parte de su vagina, mordió alrededor de sus piernas, introdujo sus dedos en ella una y otra vez, y finalmente metió su lengua en ella, entre gemido y gemido Camila le pidió desesperada «Vente en mi boca, déjame saborear tu placer, no te resistas mas» esas palabras desembocar en un éxtasis increíble a Luna la cual solo pudo terminar de gemir mientras llegaba en la boca de su amiga de la infancia, de su ahora amante, de su mas deliciosa experiencia sexual.
2 comentarios
follar en la playa
Publicado en:26 Junio 2020 8:40 am
Última actualización en:5 Agosto 2020 4:53 am
426 vistas
Después de un par de semanas muy complicadas entre ambos por diferentes desacuerdos, Xavy me pidió una tregua y pasar el domingo (30 julio 2017) juntos en la playa, poder disfrutar como siempre hemos hecho de nuestra compañía. Tarde un par de días en contestar su petición, no iba a ponérselo , y obviamente, al igual que él, tenía mis miedos sobre esta situación, pero en fin, cambié mis planes y accedí. La cosa ya empezó torcida, por que me dormí…. jamás me duermo y jamás llego tarde, al revés, lo considero una falta de educación y obviamente este día era muy importante para mí. Le llamé para disculparme y en 0,2 segundos me vestí, prepare mi tupper con la comida y salí disparada a por él.

Ya juntos en mi coche, el ambiente era tenso, hablábamos tonterías para rellenar los silencios, pero no había marcha atrás, nos apetecía estar juntos, pero sabíamos que era complicado. Nos instalamos en la playa (me olvide de decir que siempre vamos a playas nudistas) y sin querer fuimos tocando temas más delicaditos entre nosotros, siempre con tranquilidad, risas y alguna que otra lágrima por ambas partes pero con mucho cariño.
En un momento determinado y después de estar un buen rato en la playa, le pedí que me ayudara con la crema en mi espalda…. este punto creo que fue un poco nuestra perdición, ya que el contacto de sus manos con mi piel, rozándome casi sin querer el lateral de mis pechos, la curvatura de mi espalda o sentir sus manos apretándome la nuca mientras me hablaba muy cerca, hizo que yo cerrara los ojos y deseara sentirle nuevamente, mi cabeza hizo clic, como él siempre me dice, y al abrir mis ojos, mi mirada ya era otra, se dio cuenta y aunque nos tuviéramos ganas los dos, nos contuvimos, no por el hecho de follar, ya que hacía un par de semanas habíamos estado juntos en mi casa, si no por que estábamos en la playa y estaba concurrida, no nos gusta montar el numerito y follar en la playa ….

Recuerdo que estábamos los dos tumbados boca arriba, cuando sentí sus dedos, buscar mí mano, se la tendí y automáticamente se incorporó hacia mí, nos miramos y me beso… un beso intenso, un beso de cariño, un beso que no me esperaba, note su mano recorrer el lateral de mi cuerpo y automáticamente sentí como me humedecía sin poder remediarlo. El me conoce demasiado y sabe excitarme, pero lo malo, es que yo también le conozco a él y sé sacar su lado más perverso, así que baje mi mano hasta el pubis y disimuladamente metí mis dedos dentro, buscando mi esencia, volví a subir la mano con precaución, sintiendo mis dedos completamente impregnados y se lo deje sentir en sus labios, sus ojos se abrieron de sorpresa y a la vez los cerró para saborearme y disfrutar el momento, repetimos esta acción varias veces ya jugando los dos con nuestros dedos en mi coño y lenguas juntas, enredadas, y jadeando poco a poco al notar mi sabor.
Él estaba apretado junto a mi cadera y yo notaba toda su erección, así que decidí pasar mis piernas por encima de las suyas, quedando yo completamente tumbada pero con las piernas levantadas por las suyas. Estábamos completamente desnudos y excitados, enseguida note el roce de su capullo por mis labios. Le hice parar, no quería que él se moviera, no quería que fuera obvio, quería ser yo quien le hiciera disfrutar y con cuidado fui introduciendo su polla justo en el inicio de mi coño, estaba muy mojada y excitada por la situación, tenía toda la espalda arqueada y poco a poco me moví sutilmente para que así entrara su polla, despacio, muy despacio, sintiéndolo ambos de una forma intensa, cogidos de la mano y gimiendo dulcemente mirándonos a los ojos, era increíble cómo sentimos los dos esa penetración, desnudos en mitad de la playa, rodeados de gente y penetrándome, fue un momento mágico para ambos. Como me dijo después otra cosa más que eres la primera.
Insistía en moverse y follar en la playa, pero yo no le dejaba, simplemente contraía y relajaba mis músculos vaginales, apretándole muy fuerte la polla con ellos y arqueando la espalda y eso le hacía enloquecer, sé que en ese momento él estaba muy salido, y que será capaz de correrse así, pero no le deje… estuvimos un rato sintiéndonos y disfrutándonos en la playa a pleno sol, hasta que decidí moverme, me saque su polla del interior de mi coño y él aprovechó a ponerse boca arriba, enseñando lo empalmado que estaba, rápidamente apoye mi cabeza en su barriga y con mi brazo baje su polla hacia mí. Esperamos un poco, para relajarnos y estar seguros de que pasábamos desapercibidos ( o eso creíamos nosotros claro), empecé a acariciar el costado de su cintura, costillas, pecho… con mi mano, mientras con la parte alta del brazo apretaba su polla contra su propia barriga, le estaba masturbando disimuladamente en mitad de la playa, estaba muy duro y note como su mano cogía mi nuca, llevándome hacia su polla, para que se la chupara, frene y levante un poco la mirada, vi que era demasiado arriesgado, así que simplemente me apoye de nuevo en su barriga y cuando tenia mi mano a la altura de su pecho, pasaba mi lengua por su capullo haciéndole sentir la humedad de mi boca. Estuvimos un rato jugando así, con discreción pero muy cachondos…. decidimos parar, y relajarnos del todo, nos habíamos hecho una promesa ambos de no follar, ya que siempre que nos vemos acabamos en la cama disfrutando mucho del sexo que tenemos.
Cuando estábamos ya tranquilos Xavy, me pido que lo acompañara a darse un baño, el día era increíble y el agua estaba transparente, limpia y con una temperatura perfecta. Nos metimos en el agua manteniendo las distancias, nadando hacia dentro, pero, en una de estas que yo estaba de espaldas me cogió por una pierna y tiro de mí hacia él, apretándome muy fuerte de la nuca para meterme su lengua en lo más profundo de mi boca, este fue un beso lascivo y muy salido, él quería follar a toda costa, no me quería dejar escapar, me apretó mis tetas con su mano, mientras con la otra me abría las piernas para clavarme su polla, me soltó y me cogió de la cintura apretándome debajo del agua para clavármela bien, yo me contraje, y cruce mis piernas por su cintura, saque mi cabeza del agua y el me volvió apretar contra él, follándome, calvandomela dentro del agua y poniéndome muy salida. Estaba claro que nos queríamos follar el uno al otro. Yo me apretaba contra él en cada embestida, sintiendo como me abría el coño cada vez que me penetraba, como se me escapaban los gemidos dentro del agua, tuvimos que parar por que entro gente en el agua cerca de nosotros, pero yo me abracé a él, con una mano cogí su polla y la metí entre mis tetas masturbándole, se volvió loco de placer, le masturbe fuerte, bien apretado, sintiendo salpicar el agua en mi cara y viéndole como se transformaba…. pero de repente se contuvo, no quiso correrse, quería que nos corrieramos los dos, pero yo le dije que no podía, había demasiada gente cerca como para dejarme ir tanto, así que una vez más y esta vez de forma definitiva lo dejamos estar
Terminamos nuestro día de playa besándonos como adolescentes y con deseo, prometiendo masturbarnos cada uno en su casa pero siendo conscientes de por que lo hacíamos…. aunque de camino al coche, yo tuve un percance, cayéndome por una alcantarilla y destrozándome una rodilla, sangrando, con mucho dolor y terriblemente excitada me fui a casa. Al llegar tire todo, me quite la ropa y saqué del cajón mi Satisfyer, me masturbé de forma intensa, corriéndome de tal forma que moje hasta las sabanas… y sin darme cuenta … me dormí.
7 comentarios

Para enlazar a este blog (PETONERA85) utiliza [blog PETONERA85] en tus mensajes.

  PETONERA85 35M
35 M
Julio 2020
Dom Lun Mar Mier. Jue Viern Sab
      1
1
2
 
3
 
4
 
5
 
6
1
7
1
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
2
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
1
23
 
24
 
25
 
26
 
27
1
28
 
29
 
30
 
31
 
 

Visitantes recientes

Visitante Edad Sexo Fecha
bobobo8  38H7/8
estudiante3522  25H7/8
mansito0071  49H6/8
Alextilico  47H5/8
onecock2fuck 38H5/8
FishfinderIam 59H4/8
miguee19  39H4/8
mishkaxy  47H4/8
altomoreno__85 34H4/8
TantricoPakRojo54H3/8

Comentarios más recientes por otros

Publicación Publicador Fecha de Publicación
playa nudista (3)mansito0071
6 Agosto 2020 8:41 am
técnicas de masturbación femenina (22)mansito0071
6 Agosto 2020 8:39 am
en el metro con un maduro (2)AzaleaReal
29 Julio 2020 10:41 pm
follar en la playa (8)Alextilico
29 Julio 2020 2:52 pm
masturbandome en la playa (4)rosellenc2012
28 Julio 2020 10:13 pm
frotandome (2)CharlaXups
14 Julio 2020 10:25 am
Con el camionero (4)Sensuous2018
13 Julio 2020 6:59 am
Entre amigas (2)sergiosor1
29 Junio 2020 5:22 am