Parejas liberales y swingers

-- Mi collar --  

fang070 49H
166 entradas
15/10/2020 1:23 am
-- Mi collar --


-- Mi collar --

Nada más verme, cuando le abrí la puerta, supo que estaba necesitada de sentirme suya, no me bastaba con entregarme y sentirme deseada, necesitaba una sensación más intensa, más fuerte, tenía que ser un verdadero sentimiento de posesión, de propiedad, de tal forma que sabiendo que era suya podía hacer conmigo lo que quisiera, pero a la vez, porque era suya, debía procurarme y cuidarme, con ese cuidado que solo pone una con sus cosas, y en particular en las cosas más queridas y deseadas, su posesión más preciada. Y no, no es que quisiera sentirme una cosa, un objeto, todo lo contrario, quería y necesitaba sentirme más mujer que nunca.

Y no fue que supo que tenía que ser tan suya porque le regalara la mejor de mis sonrisas, que también lo hice, una sonrisa que como él me dice me ilumina todo el rostro e incluso todo a mi alrededor. Ni por el conjunto que después del baño había elegido para esa tarde, uno de esos que tanto me gustan, lo compré porque resaltaba mi figura, y aparentemente no muestra nada pero lo insinúa todo, pura sensualidad y provocación que enseguida noté atraía sin remedio su mirada aunque se esforzara inútilmente en que no se le notara. Tampoco fue porque nada más abrir la puerta quedara sutilmente embriagado con mi perfume, el mismo que usaba la primera vez que nos encontramos y me siempre me cuenta le recuerda a mí y le fuerza a buscarme alrededor cada vez que el aroma se cruza en su camino. Fue ese otro detalle, mi pequeño fetiche, que tantas veces había visto en mis fotos pero que nunca antes hasta ese día me había puesto para nadie: mi collar de cuero de sumisa.

Una vez, todavía con el cuerpo agitado y mientras yacíamos desnudos y abrazados sudorosos, o quizás el uno sobre otro, me preguntó por el collar y le conté mi fantasía de sentirme la más preciada posesión, y como cuando me lo ponía, y me masturbaba con él puesto, mis orgasmos eran más intensos que nunca. "Me gustaría vértelo puesto un día", me dijo. "Si ya sabes cómo me queda, me has visto en las fotos", le conteste guiñando un ojo, "Qué mala", me dijo, "No es lo mismo. Nunca te pido nada". Me quedé pensativa unos segundos y le contesté: "Me lo pensaré. Pero te lo tienes que ganar", y fruncí los labios en un beso que detuve con mi dedo. No volvimos a hablar sobre ello, siempre tan discreto no volvió a preguntar, aunque después de ese día me volvió a ver con él en algunas fotos.

En el instante que lo vio su dedo corrió a engancharse en la argolla de la garganta y tiro de mí hacía él. Sentí como el collar se apretaba en mi cuello y un escalofrío recorrió mi cuerpo. Lo sentí dueño mí, y yo me sentí suya. Al instante pudo sentir como se erizaba toda mi piel, incluso como si de un acto reflejo se tratara noté como se mojaban mis braguitas. No había imaginado como iba a reaccionar al verme con el collar, y pensé que quizás lo viera solo como un complemento morboso que realzaría el estilo de mi conjunto, por lo que su reacción me produjo una descarga de adrenalina y deseo que por inesperada resultó mucho más intensa. Me dejé arrastrar por el tirón hasta que sentí mis pechos apretarse contra su cuerpo, y quedaron pegados nuestros cuerpos. Sus manos levantaron mi cara hasta que nuestras miradas se cruzaron. "¿Eres mía esta noche?", pregunto. "Toda tuya", le contesté con casi susurrando e inmediatamente sentí sus labios mordisqueando mis labios, y mi boca violada por su lengua. Su excitación corría paralela a la mía, y podía sentir su erección creciendo bajo el pantalón mientras profanaba mi boca, y solo se detuvo para decirme: "Llévame a tu cama; y no digas nada" apoyando su dedo índice en mis labios. Conducirnos a los dos hasta mi habitación fue mi último gesto activo, y aquellas las últimas palabras que intercambiamos conscientemente antes de entrar en mi habitación.

Cuando me tumbó en la cama, enseguida sentí sus manos deslizándose por mis piernas arrastrando mis braguitas, y al pensar que iba a empezar a jugar con mi coñito que ya sentía mojado me equivoqué, sin embargo, llevó mis brazos sobre mi cabeza, y sentí la humedad de mis braguitas en torno a mis muñecas cuando las enredó para atar mis brazos. Se hizo dueño de mi cuerpo que recorrió de una y mil maneras, con sus manos, con sus labios, con su boca, me sentí acariciar, manosear, lamer, chupar, me sentí devorada, y cada nueva sensación elevaba mi excitación; fue dueño de mi boca, de mi cuello, de mis pechos, mis tetas, mis pezones fosilizados, mi vientre y mi piel erizada, mis piernas y mis nalgas recorridas y atrapadas entre sus manos, o mi coño atrapado en su boca derramando mi néctar. Cuando se movía en torno a mi notaba su verga firme como un mástil cuando se frotaba contra mi cuerpo, o cuando tiró del collar hasta que llenó mi boca de verga. Y yo me dejaba hacer, y mi cuerpo vibraba con cada nueva sensación, me sentía sobreexcitada, como si una suave corriente de miniorgasmos recorrieran mi cuerpo, y sentía los jugos de mi coño resbalando por mis piernas. Y me sentí estallar de gozo cuando sacó de mi mesilla mi joya, mi as de picas, y después de humedecerlo con los jugos de mi coño abrió mis nalgas para ensartarlo en mi culo. Sobreexcitada como estaba, no sentí llegar el momento en que se puso tras de mí y sentí como su polla abría los labios de mi coño y se deslizaba dentro de mí, un primer gemido se ahogó en mi garganta cuando a la vez que su polla me penetraba entera su mano agarró y tiró del collar como si tomara impulso, solo para estallar en un gemido más intenso cuando la sentí toda dentro de mí. El gesto se repitió hasta que sin fuerzas para emitir tan siquiera un suspiro mi cuerpo se derrumbó sobre la cama, tembloroso y movido solo por pequeñas sacudidas que como corrientes eléctricas relampagueaban irradiando desde mi coño chorreante hacia el resto de mi cuerpo, y que todavía hoy erizan mi piel al recordarlo.

Desde aquella noche no he vuelto a ponerme el collar de cuero, ni tan siquiera para hacerme fotos con él, y no hemos hablado ni sobre aquella noche ni sobre el collar, rompería la magia de aquel momento. Sin embargo, esta noche cuando entre por la puerta y descubra el collar en mi cuello reviviremos aumentadas las mismas sensaciones.

Mensajes y comentarios en MI BUZN
Última publicación: (19/OCT ) -- A lo mejor -- A lo mejor


fang070 49H
326 entradas
15/10/2020 1:29 am

Un nuevo relato explorando registros que escapan a mi experiencia, pero son fantasía de muchas, y muchos.

Dicho esto, cuento con vuestra permisividad y la crítica constructiva

a BJT

Mensajes y comentarios en MI BUZN
Última publicación: (19/OCT ) -- A lo mejor -- A lo mejor


author51 57M  
102367 entradas
15/10/2020 6:00 am

I exploded with more than Joy while reading your incredibly woven erotic tale.I shall never look at my necklaces in the same way ever again..That was such an amazing read my fellow wordsmith..xoxo

One can never have enough JOY in their life...


fang070 49H
326 entradas
15/10/2020 6:43 am

    Cita author51:
    I exploded with more than Joy while reading your incredibly woven erotic tale.I shall never look at my necklaces in the same way ever again..That was such an amazing read my fellow wordsmith..xoxo
"more than Joy", such an honour, love when words can go beyond words, drive emotions or even more. Thanks for your words.

I start believing translator is improving my wording LOL

Mensajes y comentarios en MI BUZN
Última publicación: (19/OCT ) -- A lo mejor -- A lo mejor


author51 57M  
102367 entradas
16/10/2020 12:08 am

    Cita fang070:
    "more than Joy", such an honour, love when words can go beyond words, drive emotions or even more. Thanks for your words.

    I start believing translator is improving my wording LOL
Your wording is translating over quite nicely Hun...xoxo

One can never have enough JOY in their life...


VictoriaLXIX 53M
593 entradas
16/10/2020 7:38 am

".... sacó de mi mesilla mi joya, mi as de picas, y después de humedecerlo con los jugos de mi coño abrió mis nalgas para ensartarlo en mi culo."

Con humedecerlo y ya?

Cuando los hombres escriben de sexo anal (como si fueran mujeres) siempre me viene en la mente que deberían experimentarlo de la misma forma como lo describen...


Soy una Textoservidora
Puedes ver mi perfil y dejarme un mensaje aquí: Perfil y buzn privado


fang070 49H
326 entradas
17/10/2020 4:54 pm

    Cita VictoriaLXIX:
    ".... sacó de mi mesilla mi joya, mi as de picas, y después de humedecerlo con los jugos de mi coño abrió mis nalgas para ensartarlo en mi culo."

    Con humedecerlo y ya?

    Cuando los hombres escriben de sexo anal (como si fueran mujeres) siempre me viene en la mente que deberían experimentarlo de la misma forma como lo describen...
Espero que puedas entender, y permitir, la licencia poética de un relato que no pretende ser ni exhaustivo, ni realista en todos sus detalles.

¿Leíste este: " As de Picas " As de Picas ?

No soy un fan de la puerta trasera, y solo conozco el susodicho "as de picas" de vista, pero si muy consciente de que requiere mucha paciencia y mayor cuidado. Por cierto, que tres cuartos de lo mismo con la puerta principal cuando no está suficientemente lubricada.

Mensajes y comentarios en MI BUZN
Última publicación: (19/OCT ) -- A lo mejor -- A lo mejor


Házte usuario para comentar en este blog